La Zona Gris es una ficha clave en el plan de desestabilización política para Cuba. La diseminación mediática de los hechos como el protagonizado el 27 de Noviembre de 2020 frente al Ministerio de Cultura; la Mesa de Diálogo, por «Articulación Plebeya»; las invitaciones al desorden, la provocación política, así como los planes dirigidos a destruir símbolos se insertan en un esquema de subversión desde el exterior, al estilo de las llamadas «Revoluciones de Colores». Una y otra vez, el Departamento de Estado (DE) las ha lanzado contra naciones a las que declara enemigas del imperio.

Este fenómeno tiene como blanco la juventud; en especial, sus exponentes en el arte, la prensa y las universidades. Un paso previo es alentar la inconformidad con las instituciones en cada una de estas áreas. Luego, su enfrentamiento y, finalmente, la formación de instituciones paralelas a las existentes (como la UPEC, UNEAC, AHS, etcétera); pero desligadas del gobierno.

Fabrican matrices de opinión

Además, como parte de este proceso, se promueve una conceptualización de la libertad artística y de prensa ajena a la tradición cultural. Se asemeja a una corriente de izquierda, pero separada de los procesos revolucionarios reales, como los que ocurren en Venezuela, Nicaragua y Cuba. A estos modelos se les atribuye postulados extremistas, decisiones verticales de una cúpula estatal y dogmas del llamado marxismo occidental. También, se les presenta como exponentes de una decadencia que se verifica, según parece, en que por más de seis décadas no barren la precariedad y las injusticias afrontadas, en los primeros años, con la utopía de una generación de abuelos y padres.

En esta línea, se desconoce los avances y logros de la Revolución o son asumidos como eternos. Al mismo tiempo, se impulsa el tratamiento de varios enfoques sobre problemáticas sociales: la discriminación racial, que se asocia a una marginalidad mayoritaria de cubanos negros; la violencia contra la mujer, por el índice de feminicidios sin una configuración delictiva; la agresión al medio ambiente, con el descarte de los programas de desarrollo, y la presunta posición oficialista, cuyo fin es reprimir cualquier iniciativa o proyecto, debido al prejuicio con el financiamiento externo.

Soluciones enlatadas

Con estas prácticas, se pretende satanizar a los líderes de la Revolución (y a ella misma) como generadores de un pensamiento patriarcal, homófobo, que extermina el medio ambiente y viola los derechos humanos. A la vez, los símbolos de la nación, por su función como modelos éticos para la juventud, son revelados como intentos de dominación o búsqueda de aliados políticos, cuando no son calumniados o disminuidos.

Como única vía para revertir la situación: la existencia del lumpen-proletariado, la corrupción en la dirección, la inercia productiva y el bloqueo interno, nos ofrecen una izquierda (no revolucionaria). Esta actúa según los parámetros del modelo socialdemócrata que exige el culto a la libertad de expresión y prensa, el pluralismo político y la libertad económica (entiéndase, de concentración de capital). En ese contexto, las protestas públicas —que en otros países son estigmatizadas como actos violentos y, por tanto, condenados y masacrados—, son calificadas, para Cuba, como vía pacífica en la conquista de los verdaderos derechos.

El capitalismo invisible

Diferentes medios con preponderancia en la globalización de la información impulsan este fenómeno desde Estados Unidos y Europa. Para ello, promueven matrices de opinión basadas en interpretaciones ahistóricas de la realidad. Estas omiten el análisis de las contradicciones inherentes a un sistema capitalista mundial.

De este vacío de rigor conceptual y metodológico, surgen narrativas que identifican diversas problemáticas sociales como consustanciales al socialismo. A la vez, proponen dirimir estos problemas en la revancha racial, de género y orientación sexual. También, en el levantamiento de las minorías y del “librepensador” contra la institucionalidad y el régimen dictatorial.

El papel de la academia y otras instituciones

La mayoría de estas tesis se consolidan en becas, talleres, eventos —como los ofrecidos a Yunior García Aguilera en la Universidad Saint Louis, de Madrid—, en más de cien universidades financiadas al efecto. Los cursos se ofrecen por medio del contacto directo a través de sus académicos, de emisarios, o desde las redes sociales.

El agente de cambio Yunior García durante su participación en el curso Diálogos sobre Cuba en Madrid
Yunior García Aguilera en la Universidad Saint Louis, donde asiste a un taller sobre el papel de las fuerzas armadas durante una transición en Cuba.

Alrededor de catorce organismos, ministerios de exteriores y embajadas en América y en Europa, incluyendo Estados Unidos, articulan esta zona gris. De ella esperan resultados alentadores, según vaticinó el Jefe de la SINA Jonathan Farrar en su memorándum al Departamento de Estado y la Agencia Central de Inteligencia, en abril de 2009.

La Zona Gris

La alusión al término Zona Gris aparece en el 2015, en una publicación alemana identificada como Deutsche Welle (DW). Allí, un editor llamado Bernd Pickert, lo describió así: “No pocos colaboran en varios de estos medios a la vez. Se mueven en una Zona Gris, que ellos llaman alegal, en un país donde, constitucionalmente, la prensa, la radio, la televisión, el cine y otros medios de difusión masiva son de propiedad estatal o social y no pueden ser objeto, en ningún caso, de propiedad privada; son jóvenes críticos, pero sin vínculos con la llamada ´disidencia´ política en la isla”.

Partiendo de que Diario de Cuba, Cubanet y otras entidades externas cuentan con muy pocos periodistas de carrera en sus nóminas de mercenarios (y que su mediocridad ha sido campo fértil para el descrédito), este fenómeno denominado Zona Gris se les presenta con grandes potencialidades de mover líneas de opinión. Ello, desde una perspectiva constructiva, hacia millones de internautas dentro y fuera del país.

La lógica es que cada blog alternativo logre desmovilizar a decenas de jóvenes diseñadores, editores, informáticos y periodistas vinculados a la publicación. También, a una masa de visitantes que se multiplica en proporción recíproca con el crecimiento de las capacidades de acceso y de navegación internauta, en nuestro país.

Proceden de medios oficiales

La mayoría de los periodistas de Zona Gris refieren antecedentes de conflictos en los medios oficiales, asociados a los bajos salarios, formalismos en la política editorial, motivaciones incomprendidas, y asimetría entre los métodos y programas de estudios universitarios de periodismo con la práctica posterior, entre otras cuestiones.

Resulta atractivo que los reporteros de los medios «alternativos” proceden de (o mantienen sus puestos en) los órganos donde los ubicaron al graduarse. Además, que se definen como periodistas movidos por ínfimos intereses financieros, que no avizoran vínculos con procesos enemigos. Más aún, estos operan bajo la creencia de que hacen un periodismo a tono con las nuevas tecnologías y el discurso moderno. Sin embargo, en la práctica, publican en franca posición mercenaria y con criterios abiertamente subversivos.

Reacción de los medios tradicionales

Cada vez más, las instituciones externas muestran su preferencia por el periodismo acrítico y el reportaje hostil. Con el fin de promover estas tendencias, priorizan las páginas y blogs para el debate cuyas temáticas giran en torno al periodismo de datos, el ecológico y otras que resulten atractivas a grupos juveniles. La creación de medios sin un proceso de selección o de supervisión de líneas editoriales resulta ventajosa a sus intereses.

Por otra parte, la irrupción de estos nuevos medios alternativos dio lugar a que los tradicionales optimizaran sus recursos para la competencia. Por ejemplo, en 2017 Diario de Cuba contrató una empresa española e inició un proceso de rediseño de imagen y funcionamiento de su página, y de cambio de los métodos de trabajo. Mientras, CiberCuba contrató como gestora de contenido a Carla Colomé Santiago, editora de El Estornudo. Con ello, buscaba un acercamiento entre ambos medios y apostaba por infundir un sentido amarillista a algunos contenidos alternativos.

Hugo Landa, editor de Cubanet, luego de aceptar esta realidad incuestionable, contrató nuevos colaboradores. El proyecto “Tremenda Nota», por ejemplo, fue colgado en la página de Cubanet para que se beneficiara del alto tráfico de esta publicación en Internet.

Ted Henken y los “blogueros revolucionarios”

Esta Zona Gris hunde sus raíces con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas EEUU-Cuba. Specíficamente, en el contexto de la política de subversión que impulsó la administración de Obama.

En Europa, se interpretó e impulsó este proceso primero que en Estados Unidos. No fue hasta pasados varios meses que el DE se involucró. Lo hizo mediante el ofrecimiento de becas, recursos digitales (incluyendo los espacios de Internet en su sede) y capacitaciones.

La primera evidencia pública de este fenómeno remite a un artículo del 29 de abril de 2011, donde se describe un encuentro en Matanzas de los fundadores de La Joven Cuba Roberto Peralo González y Harold Cárdenas Lema con el académico y profesor del Baruch College de Nueva York, Ted Henken, quien se encontraba de visita en nuestro país.

Temas de la reunión

Según esta nota de Peralo González, en la reunión se debatió sobre los desafíos del proyecto independiente, las agresiones sufridas en tan solo un año y de las perspectivas que presentan las redes sociales para la sociedad cubana. También, sobre los desafíos de la economía, cómo hacer que las personas sientan la propiedad estatal como suya en el Socialismo. Otros temas fueron los desafíos que enfrentan los cuentapropistas y la situación actual de los blogueros cubanos.

Sobre esto último, anotó: “fue significativo el hecho de que los blogueros cubanos se conocen en la web, pero por la calle pueden pasar de largo y no conocerse, hecho que hay que revertir. Decía Ted que en Cuba hay tres voces: la del Partido, algunas otras que clasificó como ´independientes´ y la voz de los medios internacionales”.

Ted Henken, amigo de Yoani Sánchez

Más adelante, la nota sigue: “Se habló sobre Yoani Sánchez, Ted se considera amigo de ella y nosotros le expusimos nuestras diferencias hacia ella, todo esto en un clima productivo, por muy grandes que fueran las discrepancias. Al final le regalamos al Yuma un ejemplar del Diario del Che en Bolivia con una dedicatoria firmada por los administradores de LJC, este a su vez nos obsequió materiales investigativos sobre Internet y la economía cubana”.

Y concluyó: “Hubo diferencias de opiniones, diferencias ideológicas y de perspectiva, pero siempre en un ambiente de respeto y donde primó escuchar más que convencer al interlocutor. Este encuentro es un ejemplo para todos aquellos que no toleran el pensamiento ajeno, reunirse y compartir buscando puntos de contacto entre ambos en vez de diferencias debe ser la premisa a seguir, sólo así tantas voces diversas y maneras de ver el futuro de la Patria, podrán construir un futuro mejor.”

Un siguiente artículo del 5 de mayo de 2011, por Harold Cárdenas Lema, titulado “Ted Henken y yo”, da cuenta de la expulsión del profesor y periodista norteamericano del territorio nacional.

La «nueva generación»

En 2009, Ted Henken realizó una de las primeras referencias a la llamada “nueva generación”, cuando describió su acercamiento con los blogueros Roberto Peralo y Harold Cárdenas Lema en su blog El Yuma. Allí, los describió como “los revolucionarios de La Joven Cuba”.

Sandra Alvarez zona gris cuba
Sandra Álvarez Ramírez, miembro de la «nueva generación».

En ese viaje de 2011, Ted Henken sostuvo también reuniones con Yasmín Portales y Sandra Álvarez Ramirez, quienes aparecen después como activistas por las causas raciales y feministas; Laritza Diversent Cambara, abogada que deriva en activista por los Derechos Humanos, contratada por la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) para denunciar a Cuba en eventos internacionales y organismos de Naciones Unidas, por medio de su Centro de Información Legal, Cubalex; con Orlando Luis Pardo Lazo, fotógrafo vinculado posteriormente a las actividades de la mercenaria NED Rosa María Payá, y Miriam Celaya, entre otros.

Rosa María Payá mercenaria NED
Rosa María Payá con el secretario de la OEA, Luis Almagro

Apreciaciones de Ted Henken sobre la blogosfera cubana

Ted Henken publicaría «Cartografía de la blogosfera cubana. Entre oficialistas y mercenarios» posteriormente. En este artículo, consigna sus criterios acerca del llamado periodismo alternativo y la política oficial del país. El académico yankee apreció un panorama periodístico nuevo, capaz de construir, según él, puentes y espacios que buscan salir de los «monólogos» de oficialistas y opositores.

Por supuesto que la incidencia del académico no se vincula directamente a la génesis de los sitios digitales como El Toque, Periodismo de Barrio y Tremenda Nota u otros.

Ted Henken forma parte de un programa más amplio que incluye la formación de líderes disidentes. Lo demuestra su respuesta a un comentario bajo la primera y única “Mesa de Diálogo”, de Articulación Plebeya. Allí, reconoce que dicho proyecto era resultado de su esfuerzo.

zona gris en Cuba ted henken
Ted Henken reconoce su liderazgo en la Articulación Plebeya

Surgen las primeras publicaciones digitales

En marzo de 2012, Google anunció la participación de su director, Jared Cohen, en el evento “Cuba necesita una revolución tecnológica. Cómo la internet puede descongelar una isla congelada en el tiempo», efectuado en Washington DC. Es público que Marco Rubio presidió este evento y que estuvieron presentes Carlos García (Radio y TV Martí); Jame Glassman (Instituto George W. Bush); Mauricio Claver Corone (en el gobierno de Trump), y Carlos Saladrigas.

El Toque

Radio Nederlands (emisora oficial de Países Bajos) es la entidad que creó El Toque en 2013. Inicialmente, para transmitir sus mensajes a varios países de América Latina. Luego, en 2016, con José Jasán Nieves como director, lo dirigió exclusivamente a Cuba.

Se sabe de las preocupaciones de los directivos de esta emisora por el empleo turbio que José Jasan Nieves hizo de los fondos destinados por la institución, a partir de que en ese periodo él se había comprado un apartamento en el Vedado.

Cuba Posible y Voces desde Cuba

En 2015 surge Cuba Posible, después de la salida de Roberto Veiga de Espacio Laical, medio vinculado también a las actividades culturales de la Embajada de Noruega en La Habana. Por esa fecha, coexistió “Voces desde Cuba”, columna creada por la BBC.

La Chiringa de Cuba y 14 y Medio

Antes ya había surgido La Chiringa de Cuba y 14 y Medio, con la particularidad de que el último mantuvo un distanciamiento de los «alternativos»; en ocasiones, con posiciones discrepantes hacia estos.

Periodismo de Barrio

También en 2015, después de su regreso de una beca en Harvard, Elaine Díaz fundó el blog Periodismo de Barrio. A la sazón, explicó que lo hacía con los ahorros de la beca y con patrocinio internacional por medio de donaciones públicas, tras verse imposibilitada, según dijo, de regresar a la Universidad de La Habana.

Con pocos lectores aún, Periodismo de Barrio cobró fama en el contexto de una retención en octubre de 2016, en Guantánamo, a Elaine Díaz y a otros periodistas suyos. En 2018, con el reportaje “Las aguas muertas del Havana Club”, sobre la contaminación costera de Santa Cruz del Norte, Julio Batista Rodríguez, integrante de este blog, recibió el Premio Rey de España de Periodismo de Investigación. Ese mismo año, la agencia EFE invitó a los reporteros del medio a visitar España.

Internet Task-Force para Cuba

zona Gris internet task force
El periódico Granma denuncia los propósitos subversivos de la Cuba Internet Task Force creada por el Departamento de Estado.

En febrero de 2018, se creó Internet Task-Force para Cuba. Después de este hecho, aparecieron una serie de medios como Isla Loca, Cubita Bella, etcétera. La técnica inicial fue replicar contenidos de otros medios, pero también fomentar estados de opinión, y difundir las denominadas Fake News (noticias falsas o bulos), materiales que se propagan rápidamente en los tiempos actuales.

Despuntan los YouTubers

Durante 2018, se produjo un despliegue de YouTubers, término empleado para describir a jóvenes, generalmente de entre 15 y 20 años de edad, caracterizados por el excentricismo y la banalidad. Realizan sus transmisiones en vivo desde parques Wi-Fi, mediante Facebook y YouTube. Ganan seguidores rápidamente por cuanto impulsan polémicas, sin tabúes, sobre diversos temas como la moda, la sexualidad, entre otros. Por ejemplo, Pollito Tropical, radicado en Miami, impartió “clases” sobre cómo vestir al estilo andrógino, una moda que unifica prendas de corte masculino y femenino.

El Instituto de Reportes de Paz y Guerra (IWPR, por sus siglas en inglés) dotó al periodista Maykel González Vivero con equipamientos.

Diferencia de miras entre la NED y el DE

Pocas organizaciones implicadas en el trabajo con la prensa en Cuba reciben dinero de la NED. Casi la totalidad del financiamiento proviene del DE.

Aimel Ríos Wong, jefe de la Oficina Cuba de la NED, se mantuvo anclado a la contrarrevolución tradicional y receloso del trabajo del DE hacia esta vertiente, consciente de que los disidentes tradicionales eran prácticamente relegados de la política estadounidense hacia Cuba.

Cuesta Morua con Aimel Rios Wong
Cuesta Morúa junto a Aimel Rios Wong, Jefe de la Oficina Programa Cuba en la NED

Wikileaks filtra documentos de la SINA

No he logrado ubicar el momento preciso en que el DE adoptó esta línea hacia Cuba. Sin embargo, algunas señales ya se vislumbraban en una comunicación de Jonathan Farrar, jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana (SINA), que publicó Wikileaks. En este documento, el funcionario norteamericano delineó un grupo de consideraciones sobre la contrarrevolución cubana y sus cabecillas, que indican un cambio de percepción y táctica en cuanto a actores y métodos.

Zona Gris en Cuba
Jonathan D. Farrar, sustituye a Michael E. Parmly como jefe de la SINA

Recuerden que, a finales de 2010, la prensa internacional difundió las filtraciones de Wikileaks. En uno de los leaks el jefe de la SINA, Jonathan Farrar, informaba al Departamento de Estado sobre el fracaso de los llamados disidentes cubanos. Este hecho tuvo como antecedente la denuncia que hizo Cuba, un año antes, sobre la escandalosa conexión del DE con un tráfico financiero del terrorista Santiago Álvarez Fernández hacia una parte importante de la disidencia tradicional en la Isla. En particular, a Martha Beatriz Roque Cabello.

En el siguiente, continuaremos con detalles del proceso hasta nuestros días, y la aparición de los nuevos liderzuelos y su intentona de “Revolución de los Aplausos».

Un comentario en «Zona Gris, puntada contra la historia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.